Agua osmotizada vs Agua embotellada

El agua es una bebida imprescindible para nuestro organismo, es muy referescante y la que mejor quita la sed. Tanto que se aconseja que un adulto debe tomar en torno a los dos litros diarios. Pero ¿que ocurre cuando el agua de consumo deja de ser «tan saludable»?.  Las opciones que se presentan ante esta situación son consumir agua embotellada o consumir agua osmotizada

Consumo antiecológico de agua embotellada

Desde hace más de un lustro el consumo de agua embotellada se ha hecho un hueco entre los consumidores e iba en aumento hasta la aparición de las aguas osmotizadas. Las razones que propiciaban el consumo de agua embotellada eran la mala calidad del agua que salía del grifo de la mayoría de las casas ya que la composición de la misma en muchos casos no era la apropiada.

El agua embotellada ha supuesto un negocio redondo, el consumo de agua embotellada en España ha aumentado un 67% en la última década. Su venta pasó de los 2.000 millones de litros a principios de los noventa a 5.600 millones a finales de 2009. Y como consecuencia usamos unos 5.000 millones de botellas de plástico (el material más usual) para ese fin. Súmese similar incremento (o mayor, como sucede en EE UU) en otros países del mundo, incluidos los que están en vías de desarrollo.

Uno de los incovenientes del agua embotellada es la contaminación que producen. No olvidemos que las botellas se producen de PET, un plástico derivado del petróleo que contiene compuestos indeseables como el atomio que puedenmigrar al agua en determinadas condiciones. Por otro lado, sólo para producir las botellas de plástico que se consumen en EEUU se necesitan 17 millones de barriles de petróleo. Y lo que es peor el 86% de las botellas vacías acaban en vertederos en vez de en plantas de reciclaje.

Agua osmotizada: la mejor calidad al mejor precio

El agua osmotizada, es la mejor opción, además de ser de muy buena calidad y más económica es la más ecológica si tenemos en cuenta que una vez instalada se obtiene directamente del grifo de casa.

Puesto que el agua osmotizada a fin de cuentas sale más barata que la embotellada, es mucho más cómoda ya que una vez instalada la obtenemos del grifo, además de ser un producto sostenible y respetuoso con el medio hace del agua osmotizada la solución ideal para satisfacer nuestra sed.

¿A qué esperas para hacerte fan de esta forma de beber agua?

Significado del valor del TDS

¿Qué es el Total de Sólidos Disueltos (TDS) del agua?

TDS son las siglas inglesas de «Total Dissolved Solids», en español, Total de Sólidos Disueltos.

El Total de Sólidos Disueltos (TDS) es una medida de las sustancias orgánicas e inorgánicas, en forma molecular, ionizada o micro-granular, que contienen los líquidos, en nuestro caso, el agua. Para considerarse TDS, las sustancias deben ser lo suficientemente pequeñas como para pasar una criba o filtración del tamaño de dos micras.

Si las sustancias orgánicas e inorgánicas no pueden pasar una filtración de dos micras ni están indefinidamente suspendidas o disueltas, se llaman TSS (Total Suspended Solids o Total de Sólidos Suspendidos).

La medida TDS tiene como principal aplicación el estudio de la calidad del agua de los ríos, lagos y arroyos. Aunque el TDSno tiene la consideración de contaminante grave, es un indicador de las características del agua y de la presencia de contaminantes químicos, es decir, de la composición química y concentración en sales y otras del agua.

¿Cómo medir el TDS?

Son dos los principales métodos de medición del TDS

Métodos de gravimetría

Consiste en evaporar el agua hasta dejar los residuos que pueden ser pesados. Suele ser el método más exacto, salvo que el agua analizada tenga un  TDS con una proporción elevada de elementos orgánicos con bajo punto de ebullición (ya que se evaporan).

Métodos de conductividad

Está relacionado con la concentración de los sólidos disueltos ionizados en el agua. Los iones del TDS del agua hacen que el agua pueda conducir una corriente de agua, que puede ser medida usando un lector de TDS o un conductímetro.

 

¿Para qué sirve medir el TDS del agua?

Analizar el TDS del agua tiene cantidad de aplicaciones, ya que permite:

  • Averiguar por qué el agua tiene mal sabor: elevados valores de TDS producen el sabor amargo, a metal o salado
  • Cuidar tu salud: un elevado TDS puede indicar la presencia de minerales tóxicos
  • Ajustar los filtros de la máquina de ósmosis: puedes comprobar si el agua de salida o agua osmotizada es agua baja en TDS; de no serlo, sería necesario un cambio de filtros y/o membrana (por ejemplo, es muy útil si rondan las fechas estimadas de duración de la membrana y de los filtros).
  • Comprobar que el agua del acuario se mantiene en los valores de TDS del agua originaria.
  • Analizar la dureza del agua: un elevado TDS indica dureza del agua
  • Mantener los cultivos: los vegetales necesitan agua con un bajo TDS
  • Realizar el mantenimiento de la piscina: elevados TDS propician la aparición de algas y otros.

El Ph del agua de consumo

El PH en aguas de consumo osmosis inversa

El pH es un valor que nos indica la acidez o alcalinidad del agua. Es la inversa del logaritmo de la concentración de iones Hidrogeno en el agua y va desde 0 hasta 14, siendo 7 el pH neutro, de 0 a 7 se considera ácido y de 7 a 14 alcalino.
El pH de las aguas naturales oscila normalmente entre 6 y 8 y está en relación y equilibrio del anhídrido carbónico, bicarbonatos y carbonatos.
El valor paramétrico indicador para aguas potables está entre 6,5 y 9,5 y es importante conocer su valor ya que influye en la agresividad o incrustabilidad de las sales en las instalaciones, en la capacidad de los desinfectantes clorados, etc.
osmosis inversa